Cómo diferenciar una gripe de un catarro 🔎

Publicado el 11/01/2019 por Beatriz Simón

Con la llegada del frío se disparan los casos de catarro y gripe, las enfermedades más comunes del aparato respiratorio.

Durante el invierno se dan las condiciones óptimas de temperatura y humedad que potencian la actividad de los virus causantes de estas infecciones. Además, pasamos más tiempo en sitios cerrados y concurridos que favorecen el contagio de estos virus.

El catarro, también conocido como resfriado común, y la gripe comparten varios síntomas, pero también tienen claras diferencias. Y es importante conocerlas para realizar un tratamiento efectivo y evitar complicaciones.

¿Conoces esas diferencias? No te preocupes, en este artículo vamos a dar las claves para distinguir los síntomas de la gripe y del catarro común, así como consejos para su prevención y para el cuidado del enfermo.

▶️  Cómo diferenciar una gripe de un catarro

Toma nota de las principales diferencias entre los síntomas de la gripe y el catarro:

  • La secreción nasal acuosa y abundante es una de los principales síntomas del catarro común y puede venir acompañada de congestión nasal. En cambio, la gripe no suele venir acompañada de secreción nasal.
  • Los estornudos constantes son otro claro síntoma del catarro. Por el contrario, con la gripe los estornudos solo suceden ocasionalmente.
  • La fiebre es el síntoma más revelador de la gripe (entre 38°C y 40°C durante 3-4 días) y con el que se debe tener más cuidado. En cambio, con el catarro no suele subir la fiebre y si lo hace, será leve o simplemente febrícula.
  • El dolor de cabeza es otro claro síntoma de la gripe, pudiendo ser muy intenso. Por el contrario, con un catarro o resfriado el dolor de cabeza es ocasional y leve.
  • El dolor muscular intenso en piernas y espalda también es un síntoma frecuente cuando se tiene gripe, siendo muy ocasional y leve con catarro.
  • Se sufre malestar y cansancio tanto con la gripe y catarro, pero es intenso con gripe y leve con catarro.
  • Tos seca y no productiva (sin moco) es un síntoma claro de la gripe. En cambio, la tos suele ser leve y con moco con el catarro común.
  • El dolor de garganta es un síntoma frecuente de un resfriado o catarro y es más ocasional en el caso de la gripe.

Con la ayuda de esta infografía podrás conocer las diferencias entre la gripe y del catarro común, identificando los síntomas que comparten y los que las diferencian:

▶️  Cómo prevenir un catarro o una gripe

En periodos pico de estos virus es muy importante protegerse y proteger a los demás. Las personas infectadas pueden transmitir la gripe y el catarro sin ni siquiera saber que tienen el virus, por lo que es aconsejable tomar una serie de medidas de prevención básicas:

  • Evitar en la medida de lo posible el contacto con personas enfermas o con otras personas cuando se está enfermo.
  • Lavarse bien las manos con agua y jabón o usar gel de manos desinfectante.
  • No llevarse las manos sin lavar a los ojos, boca o nariz.   
  • Cubrirse la boca al toser o estornudar, preferiblemente con la cara interna del codo o con un pañuelo desechable.
  • Tirar inmediatamente el pañuelo a la papelera.
  • No compartir objetos personales (vasos, toallas,…).
  • Desinfectar las superficies y objetos de uso común.
  • Ventilar la casa diariamente. También puede ser útil utilizar un purificador de aire.
  • Vacunarse contra la gripe en caso de formar parte de la población de riesgo.

▶️  Cómo tratar un catarro o una gripe

El tratamiento de la gripe y del catarro debe ir dirigido principalmente a aliviar los síntomas. La paciencia y la hidratación son la base del tratamiento:

  • Guardar reposo. El sistema inmune tiene la capacidad de acabar con el virus y debemos permitir que se defienda.

En el caso de la gripe, el organismo eleva la temperatura corporal para ayudar a eliminar el virus. La fiebre debe controlarse y bajarse si supera los 38°C.

  • Beber abundante líquido y con frecuencia. Es importante compensar la pérdida de líquidos por la sudoración. Además, en el catarro ayudará a que las secreciones nasales sean más fluidas y que la mucosa respiratoria se recupere de la irritación sufrida.
  • Evitar la automedicación. Es importante consultar al pediatra o al médico de familia antes de tomar analgésicos, antitérmicos o antigripales, que pueden mejorar los síntomas pero no curan el catarro o la gripe.

En ningún caso se deben tomar antibióticos, al no ser útiles frente a las infecciones víricas (los antibióticos sirven para combatir las infecciones bacterianas).

💡  Aquí puedes aprender cómo hacer un lavado nasal  💡

En cambio los descongestivos nasales pueden producir una falsa mejoría con efecto rebote. Además, son más caros, pueden tener efectos secundarios y generar adicción.

  • Calmar la tos seca (sin moco) y no inhibir la tos productiva (con moco), que ayuda a eliminar la mucosidad, a no ser que sea tan molesta que impida el sueño.

Para calmar la tos seca es importante mantener la garganta hidratada bebiendo abundante agua. Otros remedios caseros pueden ser los siguientes:

    • Un vaso de leche caliente con miel o de agua templada con zumo de limón.
    • Mantener un nivel de humedad ideal en casa, que se recomienda que esté comprendida entre el 40 % y el 60% de humedad relativa (la humedad se puede medir con un higrómetro). Por debajo de estos valores es recomendable utilizar un humidificador.
  • Si se padece alguna enfermedad crónica (enfermedades respiratorias como la EPOC o las bronquiectasias, enfermedades cardiacas, autoinmunes, etc.) se debe acudir al médico ante los primeros síntomas del catarro o gripe y nunca auto medicarse.

Fisioterapia Respiratoria

  • Acudir a un especialista en fisioterapia respiratoria cuando se acumulan las secreciones y no es suficiente con los lavados nasales o cuando se complica la gripe o el catarro y aparece moco en la vía respiratoria inferior. En estos casos, desde FisioRespiración podemos ayudar con técnicas orientadas a drenar esas secreciones y enseñar a realizar un correcto cuidado y limpieza de la vía superior.

▶️  Conclusiones

El catarro y la gripe tienen síntomas diferentes que es importante conocer para realizar un cuidado efectivo del paciente:

  • La gripe es una infección más severa que provoca malestar general, fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular. En cambio, con un catarro el malestar y el dolor de cabeza son más leves y no suele subir la fiebre ni provocar dolor muscular.
  • Los principales síntomas del catarro son la abundante secreción nasal, los estornudos constantes y el dolor de garganta. Estos síntomas son poco comunes en la gripe.

Frente al catarro y la gripe lo más importante es una buena prevención, manteniendo una buena higiene de manos, cubrirse la boca al estornudar o toser y mantener el hogar ventilado.

Y en caso de caer enfermo, la paciencia y la hidratación son la base del tratamiento. El lavado nasal también es un gran aliado para aliviar los síntomas del catarro y la gripe.

Ahora te toca a ti. ¿Sigues teniendo alguna duda? ¿O quieres saber más sobre cómo la fisioterapia respiratoria te puede ayudar a combatir los mocos?

Valora el artículo:
[Votos realizados: 8 Valoración media: 5]

Compártelo: Compartir en Facebook    Compartir en Twitter    Compartir en Google+    Compartir en LinkedIn    Compartir en WhatsApp

Publicado en Salud respiratoria | Etiquetado como: , , , , , ,

 

Deja un comentario o realiza un trackback.

Escribe un comentario:


Información básica sobre protección de datos:
- Responsable: FisioRespiración.
- Finalidad: Gestión de los comentarios y suscripciones del blog.
- Legitimación: Consentimiento expresado por la marcación de la casilla de aceptación.
- Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
- Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad de los datos.
- Información adicional: Consulte la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página de Avisos legales.


El sitio web de FisioRespiración utiliza cookies. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más información