Todo lo que debes saber antes de comprar un humidificador

Publicado por Beatriz Simón

Con la llegada del frío y el uso de las calefacciones, se reseca mucho el ambiente en casa. En esos momentos, humidificar el ambiente ayuda a mantener la humedad relativa en los niveles adecuados. Y para humidificar el ambiente, lo más práctico es utilizar un humidificador.

Los humidificadores en ambientes secos nos permiten reducir el riesgo de contagio de infecciones respiratorias como el catarro o la gripe, hidratar la mucosa nasal, la piel y los ojos y mejorar el confort térmico.

A la hora de comprar un humidificador te pueden surgir muchas dudas y encontrarte muchas alternativas en el mercado. Con esta guía del humidificador te vamos a ayudar a encontrar el que más te conviene.

▶️ Qué es un humidificador

El humidificador es un dispositivo electrónico compuesto por un recipiente de agua y un sistema que, mediante diferentes tecnologías, evapora el agua al ambiente, permitiendo aumentar la humedad del aire.

Es muy sencillo de usar y puede ser muy útil para la salud en ambientes secos, siempre que se mantengan limpios.

▶️ Para qué sirve un humidificador

Permite humidificar ambientes resecos, para mantener los niveles recomendables de humedad relativa, que deben estar entre el 40% y 60%.

La mejor forma de medir la humedad relativa y saber si es recomendable el uso de un humidificador es con un higrómetro.

▶️ Descubre qué es un higrómetro y cómo funciona ◀️

▶️ Beneficios del humidificador

Su uso para mantener unos niveles adecuados de humedad relativa tiene claros beneficios para la salud. Estos son los beneficios del humidificador:

  • Reduce el riesgo de contagio de enfermedades respiratorias como catarro o gripe o la temida bronquilitis.
  • Ayuda a mantener hidratadas las secreciones nasales.
  • Hidrata la piel y los ojos.
  • Mejora el confort térmico (mayor sensación de calor sin subir la temperatura).

▶️ Quién puede usar el humidificador

Bebés, niños y adultos pueden disfrutar de sus beneficios para la salud, teniendo claro que solo deben usarse cuando la humedad relativa del aire sea inferior al 40%.

▶️ Humidificador para bebés

Es especialmente importante controlar la humedad relativa cuando hay bebés en casa, debido a que los bebes tienen un sistema respiratorio poco desarrollado y muy sensible a las infecciones respiratorias.

Con un humidificador para bebés podremos mantener los niveles adecuados de humedad, reduciendo el riesgo de aparición de infecciones respiratorias, ya que la supervivencia de los virus que las provocan se reduce con niveles de humedad relativa entre 40 y 70%.

▶️ Cuándo no utilizar el humidificador

Su uso para hidratar la mucosa nasal y ayudar a que las secreciones nasales no se resequen debe limitarse a casos de catarro, sinusitis, laringitis y bronquiolitis.

En ningún caso debería utilizarse para aliviar o mejorar la expectoración en casos de rinitis alérgica, asma o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), pudiendo ser contraproducente y precipitar una crisis respiratoria.

Insistimos en que solo debe usarse en ambientes secos, con una humedad relativa inferior al 40%.

▶️ Tipos de humidificadores

En el mercado existen multitud de modelos, pero principalmente se clasifican en dos tipos: los de vapor caliente y los ultrasónicos de vapor frío.

Además, también puedes encontrar modelos con ionizador, con higrómetro integrado, aromáticos y también de radiador.

A continuación vamos a explicar las características y ventajas de cada tipo de humidificador:

1. Humidificadores de vapor caliente

Los humidificadores de vapor caliente, también llamados vaporizadores, generan vapor de agua por ebullición del agua, al calentar el agua del recipiente a través de una resistencia eléctrica hasta que hierve.

Genera una suave difusión de vapor caliente que incrementa la humedad del ambiente e incrementa la temperatura entre 1 y 3 grados.

  • Ventajas del humidificador de vapor caliente:
    • Cumple perfectamente su función de humidificar el aire para mantener unos niveles adecuados de humedad relativa.
    • Se puede utilizar con agua de grifo sin problema, ya que al hervirla se eliminan los gérmenes que pudiera llevar el agua.
  • Desventajas del humidificador de vapor caliente:
    • Hay riesgo de quemarse al manipularlo, especialmente los niños. El agua se calienta hasta ebullición, por lo que podría quemarnos si se nos cae encima.
    • Genera un ruido constante cuando hierve el agua.
    • La vaporización de agua no es inmediata. Comenzará cuando esta comience a  hervir.
    • Además de humidificar, también caliente el aire, pudiendo ser un problema por sobrecalentamiento de la estancia.

2. Humidificadores ultrasónicos

El humidificador ultrasónico es de vapor frío. Para generar el vapor de agua no hierve agua como los vaporizadores, sino que lo produce a través de ultrasonidos.

Mediante un transductor produce ondas de sonido que hacen vibrar el agua a velocidad ultrasónica, descomponiendo las moléculas del agua en un vapor muy fino que dispersa por el aire a temperatura ambiente.

  • Ventajas del humidificador ultrasónico:
    • Cumple perfectamente su función de humidificar el aire.
    • No hay riesgo de quemarse al no calentarse el agua para crear vapor.
    • Son silenciosos por lo que no molestarán, especialmente para dormir.
    • Es muy rápido, generando vapor de agua según se enciende.
    • No aumenta la temperatura de la estancia como ocurre con los vaporizadores.
    • Genera una nebulización muy fina que no se condensa, manteniéndose en el aire durante más tiempo.
    • Son muy eficientes, con un bajo consumo de electricidad.
  • Desventajas del humidificador ultrasónico:
    • Requieren de una adecuada limpieza y mantenimiento. Los filtros y los conductos pueden contaminarse por bacterias, ácaros y hongos y dispersarse por el aire, al no hervirse el agua.
    • Es recomendable usar agua destilada.

Por tanto, es necesario limpiarlo con frecuencia y cambiar el agua diariamente para que no se estanque.

3. Humidificador ultrasónico con ionizador

El humidificador con ionizador es un tipo de humidificador ultrasónico que incorpora un generador de iones negativos que ataca las partículas contaminantes del aire. De esta forma, además de humidificar, también purifica el aire.

4. Humidificador con higrómetro integrado

El tener integrado el higrómetro en el humidificador es una gran ayuda porque nos permite tener siempre controlado el nivel de humedad relativa del aire, para saber cuándo encenderlo o apagarlo.

Los valores de humedad ideales para interiores deben estar entre el 40% y 60% de humedad relativa. Y solo debe usarse cuando la humedad relativa esté por debajo del 40%.

5. Humidificador aromático

El humidificador aromático, también conocido como humidificador de ambiente, tiene como principal función la humidificación del aire como el resto de humidificadores, pero al mismo tiempo permite aromatizar el ambiente.

A este tipo de humidificadores le puedes añadir unas gotas de aceites esenciales, consiguiendo un ambiente aromatizado y creando una sensación de bienestar y relajación.

Es muy importante limpiarlo con frecuencia, ya que el riesgo de contaminación con microorganismos es alto con los aceites esenciales.

No aconsejamos el uso de los humidificadores aromáticos en casas con niños o enfermos respiratorios porque las esencias pueden provocar irritación de la mucosa respiratoria.

También es importante tener claro que un humidificador aromático no es un difusor de aromas. La principal diferencia entre un humidificador y un difusor es que el difusor no humidifica el aire, solo dispersa los aceites esenciales creando un ambiente aromatizado.

6. Humidificador de radiador

Se trata de un recipiente, generalmente de cerámica o barro, que se cuelga en los radiadores de la calefacción (no hacerlo en los radiadores eléctricos).

Este recipiente se llena de agua que se evaporará mediante el calor del radiador.

Son útiles para generar cierto nivel de humedad, pero no son tan efectivos como los eléctricos. En ambientes muy secos serán insuficientes para generar la humedad necesaria.

Es importante que estos recipientes se mantengan limpios ya que contienen agua en su interior y se pueden generar hongos fácilmente.

7. Humidificadores caseros

Lo más práctico para humidificar el aire y alcanzar los niveles adecuados de humedad relativa (40%-60%) es comprar un humidificador, pero existen otros métodos caseros para humidificar el aire:

  • Colgar algo de la ropa recién lavada en el interior de casa.
  • Poner dentro de casa plantas de interior.
  • Colgar trapos mojados y limpios sobre los radiadores.
  • Permitir que el vapor de los baños y duchas se distribuya por la casa.
  • Mantener la temperatura entre 20-22°C (a menos temperatura más humedad relativa).

▶️ Cómo funciona un humidificador

Es muy sencillo de utilizar. Bastará con llenar el depósito con agua y enchufarlo a una corriente eléctrica (la mayoría funciona por cable) o tener la batería cargada.

Estos son los aspectos más importantes a la hora de utilizarlo:

1. Limpieza del humidificador

Como ya hemos comentado, requieren de una meticulosa limpieza, especialmente los humidificadores ultrasónicos.

Es necesario limpiar con frecuencia los filtros, los conductos y el tanque, así como cambiar el agua diariamente para evitar la contaminación por bacterias, ácaros y hongos que pueden dispersarse por el aire.

Se puede limpiar con vinagre o con productos de limpieza neutros. Y nunca utilizar detergente, ya que pueden quedar restos que sean posteriormente dispersados al aire.

Es conveniente sustituir los filtros periódicamente en la mayoría de los modelos.

Además, en los humidificadores ultrasónicos es recomendable usar agua destilada. El agua de grifo contiene impurezas que se pueden dispersar por el aire con el humidificador.

2. Riesgo de quemadura

Con los humidificadores de vapor caliente o vaporizadores existe el riesgo de quemarse, al calentarse el agua hasta ebullición.

Es conveniente evitar que esté al alcance de los niños y tener mucho cuidado al manipularlo cuando esté encendido o recién apagado.

3. Control de la humedad

No es recomendable el uso continuo del humidificador sin un control de la humedad relativa, ya que se puede generar un nivel de humedad superior al recomendable.

Al alcanzar un nivel del 40% de humedad relativa se debe apagar.

▶️ Precio de un humidificador

El precio de un humidificador dependerá de la calidad que busques:

  • Los mejores humidificadores tienen precios superiores a los 50€.
  • Los de gama media tienen precios entre 20€ y 50€.
  • Y los más económicos, pero de menor calidad, se pueden comprar por menos de 20€.

▶️ Consejos para elegir un humidificador

Además del precio, es conveniente tener en cuenta otros factores a la hora de elegir el humidificador que más te conviene:

  • Capacidad del depósito: en función del tiempo que necesites que esté encendido.
  • Potencia humidificadora: en función del tamaño de la estancia necesitaremos un nivel de potencia mayor o menor (unos 75 ml/hora son suficientes para una habitación de 10 m²). Además, la potencia también influye en su autonomía (a más potencia menos duración del depósito de agua).
  • Con distintos modos de nebulización: ofrece la capacidad de regular el nivel de humidificación.
  • Con temporizador: para no estar pendiente de tener que apagarlo.
  • Funcionamiento por cable o batería: en función de dónde vayas a utilizarlo.
  • Nivel de ruido: los ultrasónicos son los más silenciosos.
  • Con luz incorporada: muy útil para las habitaciones de los bebés y niños pequeños.
  • Diseño: la parte estética no debería ser un factor clave para la elección, pero existen modelos muy completos que también tienen diseños bonitos.

▶️ Mejor humidificador del mercado

Desde FisioRespiración recomendamos el humidificador Medisana. Se trata del humidificador ultrasónico más vendido en Amazon, con una excelente relación calidad-precio.

Son muchas las virtudes del humidificador Medisana:

  • Silencioso y bajo consumo de electricidad. 
  • Sencillo de utilizar y sin riesgo de quemarse al ser de vapor frío.
  • Permite regular la intensidad de nebulización y cuenta con un regulador giratorio.
  • Tiene un gran depósito de 4,2 litros, permitiendo un uso de más de 15 horas.
  • Cuenta con un sistema de apagado automático cuando se termina el agua del depósito.
  • Está diseñado para estancias de la casa de hasta 30 m2, siendo ideal para habitaciones de niños.
  • Cuenta con lampara nocturna.
  • Además, tiene un bonito diseño.

▶️ Humidificadores baratos

Podemos encontrar humidificadores muy baratos, por unos 10€, que suelen estar pensados para poner en la oficina, por su pequeño tamaño, aunque son de calidad baja.

El humidificador Cactus se trata de un humidificador muy barato 💵

▶️ Conclusiones

Antes de comprar un humidificador es importante tener claro solo debe usarse en ambientes secos, con una humedad relativa inferior al 40%. Y que su uso para hidratar la mucosa nasal debe estar limitado a casos de catarro, laringitis, sinusitis y bronquiolitis, nunca para casos de asma, rinitis alérgica o enfermos de EPOC.

Si realmente te conviene utilizar un humidificador, desde FisioRespiración te recomendamos comprar un humidificador ultrasónico, al tener mayores ventajas que el de vapor caliente: no tiene riesgo de quemaduras, son silenciosos, no aumenta la temperatura de la estancia y genera unas partículas muy finas que no se condensan.

Pero con el ultrasónico hay que ser muy estricto con la limpieza y mantenimiento para evitar que se contamine con microorganismos que puedan ser luego dispersados por el aire.

Os animamos a que nos compartáis vuestras experiencias y dudas sobre los humidificadores.

Y si os interesa saber más sobre fisioterapia respiratoria o enfermedades respiratorias puedes seguirnos en Facebook y Twitter.

Valora el artículo:
[Votos realizados: 4 Valoración media: 5]

Compártelo: Compartir en Facebook    Compartir en Twitter    Compartir en Google+    Compartir en LinkedIn    Compartir en WhatsApp

Publicado en Humedad, Humidificador, Salud respiratoria

 

Deja un comentario o realiza un trackback.

Escribe un comentario:


Información básica sobre protección de datos:
- Responsable: FisioRespiración.
- Finalidad: Gestión de los comentarios y suscripciones del blog.
- Legitimación: Consentimiento expresado por la marcación de la casilla de aceptación.
- Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.
- Derechos: Acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, oposición al tratamiento y portabilidad de los datos.
- Información adicional: Consulte la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página de Avisos legales.


El sitio web de FisioRespiración utiliza cookies. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más información